A la Magdalena de Campos Eliseos


Tantos años sin preguntarme
¿Porquè no sigues conmigo?
Tantos años, tanto tiempo
Tanto recuerdo oculto en el pasado.

Tanto camino recorrido
para voltear y verte en el horizonte
Y no te añoro, no te añoro,
aunque te sigo extrañando cada día;
a esa capacidad para sorprenderme,
a esa necesidad de conversar
y quitarnos el frío del hastío.
Arrancarnos del destino los fracasos.

¿Como es que no hablamos ya?
Sin pensar siquiera en poder llamarte
y ofrecerte un café en mis días,
sin ofrecerte un distante presente,
un tibio abrazo y un “hola, ¿como estàs?”
.Y el tiempo, del que tanto recuerdo,
Para hallarme sabiendome muerto,
queriendo revivir esos ùltimos dias
en los que tú y yo éramos uno.

No puedo sino tenerle rencor y odio
a ese tipo del que tanto me jacté.
Y recordarme idiota e inmaduro,
imbecil, renegado e inexperto.
Ahora, que el tiempo está sobre mí,
sé que ese era un niño descuidado
Y comprendo claramente por qué,
por qué perdonarme no era opción

Sin embargo no tengo nada que pelearte,
ni nada que discutirte.
Yo no era como hoy que te extraño,
y que, a veces, quiero llamarte
solo para saber como te trata la vida.
Sé que de pecador tengo todo
de perdonable nada,
de verdugo ni la clemencia.

Lo siento… lo siento por todos estos años
En los que pude intentar conocerte
Y tal vez reconocerme en tus ojos,
pero el tiempo, ese del que tanto hablo,
jamás me dejó comprender lo valioso que era.
Con las respuesta y el orgullo por doquier
Te amé, te amé y ya no
Pero como arde no volverte a ver…

Anuncios

que piensas del escrito?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s